Sunday, August 26, 2007

imprudente quedarme petrificada en una oración luminosa
sólo porque es la que esperaba.

un rumor de pasos
puede despertar
a toda una cosecha de leones.

mi oído no duerme nunca más.
pero ahora es fácil engañarlo:

cualquier sonido dice, sé trémula.
cualquier sonido dice, ahí viene, ahí se va.

.

16 comments:

torsoliso said...

.

en honor

.

en honor

.

Anonymous said...

m e v o y a i r
s i n d e j a r
d e e s c u c h a r
t u c a n c i ó n

lavacamariposa said...

no escucho su sonido
solo su lengua
pero y si lo escucho
no lo comprendo
solo siento
su sonido
:)
hola.

bAlleNita said...

todavia puedo pisarte el pasto?

Manuel Parra Aguilar said...

Los versos qe más me agradaron jueron los del sonido. Me gusta cómo logra -¿es tuyo el escrito?- el poeta condensar ese sonido i lo qe este mismo expresa. Saludos.

Romina Berenice Canet said...

torsoliso:

en amor

en amor

(mis pensamientos rococó)


anonymous: pero no se vaya entonces. le presto mi canción cantada por otro que cante mejor así se queda.

lavacamariposa: coronas de lenguas

ballenita: pero si para usted yo tengo hectáreas interminables!

manuel parra aguilar: gracias! si son míos todos los poemas en los que no aclaro autor. abrazo sonoro.

Anonymous said...

g r a c i a s p e r o n o
v u e l v o y n o m e f u í

lucas said...

im

presionante

bAlleNita said...

que linda casita que tiene ro

Máximo Ballester said...

Cuando vengan los leones me quedaré petrificado. Emitiré luces.

ali baba said...

si tuviera myspace le pondria una foto de un leon mordiendo trigo...
ya postié nuevas cosas :)

Ontokita said...

hay un rumor como de malos pensamientos y hermosas flores desechas. te abrazo

torsoliso said...

cada juan
tiene un luis en el bocho
difícil q lleguemos
a sentirnos marceeeee-los

(marce-eeee-los, oh!
marceeee-eeeelos...)

DANI said...

Dulce de nuevo. Oigo tus palabras.

Besos oyentes

Anonymous said...

Rene Magritte me guiña un ojo, parpadea de izquierda a derecha y viceversa inserto en sus espalda de aluminio, de cobre y leche agria. Debo saber donde poner la bala, pues el ojo se ubica donde podría darle muerte. De todas formas, tu poesía me hace sentir deforme, amorfo, ameba. Por si pesisten dudas, alejarme tanto tiempo de tus periplo-osadías me molesta profundamente, espero no abandonarme de tí nuevamente (nueva "mente" entonces para Ciriaco).

Inos. said...

¿qué debo esperar
si ya no te recuerdo?

las únicas virutas
que he de recoger
serán
las del silencio.