Wednesday, September 27, 2006

herida

Una mujer herida
desencadena la tormenta.

Y la tormenta
se convierte en el refugio.

Tuesday, September 26, 2006

Sexo en almíbar.
Sexo abierto.
Desprolijo.
Rojo.
Como un pimiento rojo.
Como una lengua casquivana.
Como una casa llena de alcanfores.
Descosido en una cama.
A propósito.
Por error.
Como una muñeca rota.

Monday, September 25, 2006

Todo tiene que ver con el cuerpo.
Cuerpo, cuerpo, cuerpo.

Friday, September 22, 2006

Compro las entradas para el cine.
Dos
y entro sola.

Monday, September 18, 2006

un poema regalito para Dibujador (Santiago)

La bailarina no sangra.
No rompe frente a los enanos
sus dedos de púa
haciendo canciones sobre áspero suelo.

(La bailarina quería dar su sangre a los bufones,
a los pumas.
No quería fascinarlos,
domarlos con su baile.)

La bailarina no baila
desde que no hace sufrir.

Sunday, September 17, 2006

fragmento

Oleo

una hoja del cuaderno verde

Hoy murió un poeta y no hemos bailado. No cociné mejor ni peor pero el pánico inundó los cajones. Mi padre murió también sin dosificar mis desgracias. Por eso no me crecen las uñas desde mis diecisiete años.
¿Qué infierno te deja jóvenes los dientes, la piel del codo, te ahuyenta la calvicie?

Amo y celo y mi fatiga es innombrable. Le digo al hombre, a la mujer, que no recuerdo. Que no recuerdo la pregunta que nací para hacerles. Los miro sin consuelo. Desolada.

Monday, September 11, 2006

Ordenaditas
una al lado de la otra
las palabras quieren
decir algo.

Las separo.

Thursday, September 07, 2006

siempre nos delata
la humedad.

un fragmento de algo que por ahora es solo tres fragmentos

Ana cambió de tema. Habló de los pájaros. En la cocina están tristes. Ya no decoran, dijo. Julián repasó su lengua. Dijo amargo, pero no supo porqué. Después de haberlo dicho, la lengua reconoció el sabor como si obedeciera a una orden. Si dijese salado. Si dijese dulce. ¿También obedecería? La lengua era la mayor parte de su cuerpo. El cuerpo entero en una lengua. Un castigo. Una ventaja. Imposible decidir. Ana tembló frente a la jaula. Sacó al pájaro más pequeño y se acercó a Julián abriéndole la boca. Un día te voy a obligar a que los comas. ¿Qué sabor tendrán sus alas? ¿Sus ojos perdidos en la boca como confites? ¿Sudan cuando mueren? No vas a poder mentir. La sangre de un pájaro desorganiza la mentira.

estampitas para santa piti




















versiones fugaces en tinta china
(mi amiga Julia y Romero)


Tuesday, September 05, 2006

Friday, September 01, 2006

una pagina de una muy pequeña novela que aun no publique.

No se puede volver a la ruinas del edificio que uno mismo destruyó y comprobar que sigue en pie. Eso derribaría a su vez la falacia vivida después de derrumbar el edificio que no se derrumbó. En algún punto encontraríamos la locura. Por eso nunca volví a buscar a X.


resabios todavia,,,



algunas paginas del libro "resabio de las fiestas", de poemas y grabados.
brindamos como cuando recien se publico?