Sunday, January 21, 2007

le pusieron ese vestido de frutas.
le sangraron todo.

respirar,
abrir los ojos,
esas cosas la complican.

ella solo queria un niño,
un vientre,
un limon.

escribia sobre su cabello.
nunca desees
los deseos
de quien te desea
o terminaras por morderte
donde mas te gusta.



(sin acentos ni enies, y bue)
el placer
de la mano en el arroz:
es posible desarmarlo en notas.

feliz
que dentro de mi deseo
algo
sea posible.

no voy a respirar
sino para avivar el fuego
de lo que desconozco.



(Yo busco no encontrar la cara de mi deseo hasta que este tenga la fuerza necesaria como para tocarme y no sucumbir ante mi debilidad de sostener.)



(se escribe mal desde la felicidad pregunto sonriendo)