Friday, June 13, 2008

La cajita
de los animales que cantan
con los ojos muy abiertos,
se cerró.

Ruge! Ruge niña tierna!
Pero no atiendas más a las voces del bosque.

Recuerda el vestido rasgado.
Las ganas de llorar.
El dolor al descubrir
tu pasión por las fieras.