Sunday, November 19, 2006

Cuento cómo señalabas
lo que tenías dentro:

te enviaba búfalos en sobres dorados.
Respondías comas,
posdatas arruinadas por la calma.
Dejabas que tu letra
imitara el llanto
de las sirenas tiesas de tus noches.

Eras la borracha del Sena.
Eras la revolución montando el fuego.

Tu madre te secuestró los ángeles,
me explicaban para justificarte.

Tu madre te dejó diabla.

leo, leo, leo, leo...

"Entonces, si hay coraje, no se lucha más."
":decíframe, mi amor, o seré obligada a devorar."
(Clarice Lispector)