Saturday, September 20, 2008

No el insomnio.
La sordidez del pensamiento.
La impuntualidad del verdugo que no llega.